Lo oyes y suena de maravilla. Hay nombres que dejan huella y parece que han estado ahí toda la vida, sonando en tu cabeza. La mayoría de veces, un buen nombre no ha surgido al azar. Probablemente detrás de un nombre de marca que conoces, hay horas sin dormir, tormentas de ideas y un sinfín de “malos nombres” hasta dar con el bueno. Buscar un buen nombre no es tarea fácil, pero es uno de los aspectos más divertidos donde podrás dar rienda suelta a tu creatividad… pero, ¿sabes cómo hacerlo? 

Hoy te traigo este post con algunas ideas para ponerle a tu proyecto, el nombre que se merece:

    • Analiza a tu público. Probablemente es la parte más importante del proceso. Debes saber al detalle cómo respira el público al que te diriges, conocer a la perfección cómo hablan tus futuros clientes para que les resulte sencillo, pronunciar y sobre todo hablar de ti a sus amigos. Seguro que alguna vez te ha pasado ir a recomendar un producto o servicio y no recordar el nombre… “Era algo como…espera, espera… sonaba como….” Esto es fatal para la marca. Probablemente el futuro cliente se nos irá a San Google y optará por un servicio similar al que le recomendabas.
    • Corto, mejor. Ya lo dice el refrán: “lo bueno si es breve, dos veces bueno…” Un nombre corto siempre es más fácil de recordar que uno largo.
    • Fácil de pronunciar. Es verdad que a veces nos eclipsa la complejidad de una palabra, pero es mejor que sea fácil de pronunciar en todos los idiomas (si lo que pretendes es expandirte). Otra cosa es que tengas claro que vas a trabajar sólo a nivel local, por ejemplo, en Barcelona ,y tu nombre tenga un claro significado arraigado a la lengua catalana y al producto que ofreces.
    • Único en su especie. Por mucho que te guste el nombre del producto o servicio de la competencia, no debes jamás copiar o asemejarte en ningún sentido a alguien que ya exista. Para ello, no sólo es necesario comprobar si el dominio online está libre, sino que debes verificar en la OEPM si tu futuro nombre ya está registrado o no.

 

Si el papeleo te provoca urticaria y necesitas ayuda en este sentido, Marca Craft puede ayudarte en todo lo relacionado con registros de marca. Te ahorrarás dolores de cabeza y futuros problemas. Si necesitas más información sobre cómo proteger tus ideas, tuve el placer de entrevistar a Caribay Camacho hace unos meses, tienes la entrevista completa aquí.

diferencias

Aprovecha las diferencias con tu competencia.

    • Legible y fácil de entender en varios idiomas. Son muchas las marcas, a nivel internacional, que se ven obligadas a modificar su nombre por detalles sobre su pronunciación o diferentes significados de una misma palabra.

Es el caso del desodorante Axe, que en inglés significa “hacha” y que al sonar demasiado agresivo, tuvo que optar por el nombre “Linx” en países de habla inglesa. Hay muchos casos parecidos y divertidos en el mundo y es fácil encontrar en Google información al respecto. Pero si quieres expandirte a nivel internacional y  evitar salir en unos de esos rankings de nombres que suenan fatal en otros idiomas… te recomiendo que estudies mucho la pronunciación del nombre de tu marca.

    • Compuestos. No lo puedo evitar, me encantan los nombres de marca compuestos y los juegos de palabras. Soy una ultra defensora del poder de nuestra lengua y de todas esas frases hechas que nos mecen desde la cuna. Un ejemplo de ello es Mésame Mucho, el proyecto de una mallorquina (permitidme que barra para casa), que ha sabido combinar a la perfección un dicho popular con lo que hace en su proyecto. Marta es especialista en contar historias para marcas gastronómicas.
    • Tu nombre… ¿Y por qué no?. La verdad es que de cada vez son más, sobre todo en el sector servicios, los emprendedores que optan por utilizar su nombre en su proyecto. Y no es mala idea, si tienes un nombre bonito y fácil de recordar es genial poder incorporarlo a tu marca. Eso sí, es recomendable que no haya nadie “conocido o famosete” con el mismo nombre porque podrías dar lugar a confusiones. También puedes crearte un “alter ego” un nombre que parezca un nombre real pero que no sea el tuyo. Rosa Morel es un claro ejemplo de ello o la menda lerenda y Copymami…
    • Polémico. Si lo que te gusta es crear expectación, un nombre original y divertido puede ser la solución a la búsqueda del nombre perfecto. Un ejemplo que me gusta (aunque hablamos de nombres y no de proyectos…^_^) es el caso de Adopta un tío. Y debo decir que no sólo se han trabajado un nombre que deja huella, sino que su identidad visual y el copy del proyecto es un claro ejemplo de cómo debe comunicar una marca para tener identidad propia. No os perdáis su cuidado Instagram, merece la pena.
      Ig AUT

      Instagram de Adopta un tío

      Y ahora que ya tienes algunos tips para bautizar a tu marca, estaré encantada de que me cuentes tus ideas. Y si te ha gustado el post, no olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas… ^_^

 

Pin It on Pinterest