¿Cómo pedir testimonios?

La semana pasada te explicaba qué debe tener la página principal de tu proyecto y en él te contaba que una parte fundamental de la Home, son sin duda, los testimonios. ¿Por qué? Son clave para conseguir la confianza de tus futuros clientes y además tienes la ventaja de que eres tú quien los selecciona. Haz que hablen de esos trabajos o productos de los que estés más orgullosa. 

Tener la pared de tu web, llena de opiniones de gente satisfecha, es el sueño de cualquier freelance y es sencillo conseguirlo si sabes cómo.

Lo sé, lo estás pensando… es el pez que se muerde la cola, es como cuando te piden experiencia laboral y acabas de terminar los estudios. ¿Cómo vas a tener experiencia sin referencias y al revés? Hoy te explico cómo salir de este embrollo y empezar a hacer que los ángeles canten.

Los testimonios

Es triste pedir, pero es más triste robar… no, en serio. Entiendo que si estás empezando, apenas tengas clientes a tus espaldas que te permitan tener testimonios, por eso hoy quiero explicarte qué hacer para que esa sección de tu web esté lista en menos que canta un rayo.

testimonios

  1. Los trueques y sinergias. Es difícil empezar un negocio (sobretodo en servicios). A mi me fue de maravilla, empezar con trueques. Milkshake by Cati me ayuda con los entresijos de mi web y yo a cambio le doy chispa a sus textos. De este tipo de colaboraciones, no sólo te llevas la experiencia, su trabajo, amistad… y un resultado, sino que puede aportar ese testimonio necesario en tu proyecto.
  2. En el caso de que vendas productos… siempre hay alguna clienta satisfecha que te manda una foto o te escribe una pequeña review en Facebook. Es hora de pasar a la acción: pregúntale qué le parecería que plasmaras en tu web ese testimonio. Seguro que va a estar encantada de hacerlo y además, puedes hacerle un vale de un 5% de descuento en su próxima compra, o tener un pequeño detalle para agradecerle el gesto. Seguro que repite, te doy mi palabra.
  3. El testimonio a la fuga. Has hecho un trabajo de escándalo, estás orgullosa… pero Menganita (que estaba muy contenta) parece hacer oídos sordos a tus plegarias. Bueno, esto tiene fácil solución: Dile que si no tiene tiempo, no se preocupe, que tu misma puedes escribir su testimonio. Aquí pueden pasar dos cosas: o se pone las pilas y te lo manda veloz como un rayo o te da luz verde para que lo escribas tú. 
  4. Por algo se empieza. Todas tenemos esa amiga a la que hemos ayudado con su negocio o tal vez nos ha comprado algún producto en nuestra tienda. Pues aprovecha que esa persona te quiere, que tiene tu amistad, y que encima está satisfecha con el resultado para que escriba una líneas deliciosas para ti.
  5. Testimonios con humor. Si hay algo que me flipa de la web de Rosa Morel, son los testimonios. Leerlos es conocer un poco más a Rosa y darte cuenta de que es divertida y mágica. En su web su abuela y hasta Alf nos hablan maravillas de sus servicios. Me parece lo más… ¿Cómo te quedas? 

    Testimonios reales como la vida misma, de Rosa Morel.

Bien, pues ya tienes 5 ideas para conseguir que tu web tenga credibilidad.

¡Ah! Y otra cosa mariposa:

La vida es mejor con humor, verdad verdadera. Pero NUNCA inventes un testimonio, porque si tu no te lo crees, no se lo va a creer nadie. Rosa tiene una andadura a sus espaldas enorme como Copywriter y puede permitirse la licencia de bromear en ese apartado, pero no es lo habitual. No mientas, sé tú misma y pide testimonios por esa boquita. 

¿Te ha gustado el post? No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas… ¿has conseguido tu primer testimonio? entonces baila, celébralo y cuéntamelo ^_^

 

via GIPHY

Pin It on Pinterest