Seduce a tus clientes gracias al Packaging de tus productos

Seduce a tus clientes gracias al Packaging de tus productos

Hoy me gustaría hablarte de la experiencia de compra de productos físicos. Sois muchas las que me escribís preguntándome acerca de cómo fidelizar a esos clientes que ya tenéis y por qué van a repetir su experiencia de compra en vuestras tiendas. Porque, vecina, lo más difícil no es que hagan click y compren tu producto. Eso, es relativamente sencillo, el más difícil todavía, radica en que abran tu paquete teniendo buenas sensaciones y quieran repetir.

La comunicación de tu marca no sólo existe en la web. Cada vez que publicas un post, que respondes un mail, que hablas con proveedores… todos aquellas ocasiones en las que tu marca HABLE, son una oportunidad para constituir tu identidad de marca y para hacer algo que pocas marcas consiguen: dejar huella.

packaging

¿Sabes cómo hacerlo?

Para lograr que tu cliente repita, se deberían dar cuatro premisas al llegar tu paquete a su hogar, dulce hogar. Tu Packaging también habla de ti:

  1. Buena presentación.
  2. Agradecimiento.
  3. Anímale a repetir.
  4. Consige que comparta su experiencia.

Crisálida Designer: Un buen ejemplo de identidad de marca en web, redes sociales, experiencia de compra y Packaging.

Me gustaría explicarte que hace poco adquirí un producto online, suelo comprar bastante a través de internet pero sólo me tocan la patata aquellos paquetes que están hechos con el mismo mimo que le pongo al comprarlos. Bien, como te explicaba, compré un vestido. Las fotos del vestido en redes eran de escándalo, ya me imaginaba bajando por una pradera verde y tocando el ukelele como si no hubiera mañana con él puesto. Recuerda esto siempre: tu cliente debe imaginarse con tu producto en sus manos, en mi caso, mi cabecita me juega muchas pasadas… si quieres saber cómo redactar fichas de producto tienes el post aquí.

Estaba yo imaginándome con el susodicho puesto y el cartero llamó dos veces. Ahí estaba mi paquete, MI vestido, mis tardes en la casa de la pradera. El cartero me entregó un sobre de papel arrugado. “No pasa nada…” pensé… lo importante está en el interior. El paquete puede sufrir daños por el camino (aunque eso también deberías tenerlo en cuenta y adecuar el packaging de tu producto al viaje que vaya a hacer.)

Abrí el paquete nerviosa, el corazón me iba a mil… (no sé si a vosotras os pasa o esto de la taquicardia al abrir paquetería es cosa mía) y ahí estaba mi vestido, metido en una bolsa de plástico de mala calidad y… y… nada más. Ni una tarjeta, ni un gracias, nada… Vaya chasco me llevé.

Si TÚ, creadora de mi vestido, le pones cero mimo al cuidado y embalaje de éste… estás demostrando que te importa muy poco tu trabajo y por ende me estás demostrando a mi (compradora) que no vale ni la mitad de lo que pagué por él. Hoy en día, existen un montón de empresas que se dedican a mimar esos aspectos de envoltura de paquetes.

El resto es historia, no recuerdo nada de la marca del vestido. No repetiré y por supuesto no le recomendaría a nadie que comprara en esa tienda.

Voy a explicarte cómo conseguir que tus clientes se lleven un buen sabor de boca con tu Packaging.

  1. Buena presentación: Dedícale tiempo a pensar en cómo vas a envolver tus productos. Hay marcas que se pasan meses probando cajas diferentes. Prueba varias cosas y elige cuál es la más adecuada para ti. El embalaje también habla de ti y de tu proyecto, no lo subestimes. Cuando tu cliente abra el paquete, un pedacito de ti va a llegarle a través de él. Procura que sea el mejor pedazo de tu proyecto. Escribe su nombre en su dirección con mimo y tal cual lo registró en tu Shop. Evita las faltas de ortografía incluso en su dirección postal.
  2. Una vez abra el paquete, todo tiene que estar bien colocado y que no parezca que ha viajado atravesando los 7 reinos a lomos de un caballo. Haz que los productos no “bailen” en una caja demasiado grande. Agradece su compra y su confianza. Esta persona ha confiado en ti, te ha dado su dinero, su dirección y su tiempo al invertir en tu tienda. Cuídala, dale las gracias. Una nota a mano te llevará un par de minutos y puede ser la diferencia entre alegrarle el día o no causar ninguna impresión en ella.
  3. Ofrécele un descuento, un pequeño detalle, un regalito en su próxima compra. Así, dejarás la pelota en su tejado y recordará que puede aprovechar ese detalle para futuras ocasiones.
  4. Anima a tu cliente a compartir su experiencia de compra en redes. El Unboxing está de moda y además que hablen de ti y utilicen tus #hashtags provocará que más personitas conozcan tu proyecto.

Cuida este aspecto de tu tienda online

Como te he comentado, he tenido una experiencia negativa reciente pero muchas positivas. Me gustaría chivarte esas marcas que sí han conseguido tocarme la patata con sus envíos y sus palabras:

  • Charuca y su frase: Ábreme despacio… una delícia abrir sus paquetes llenos de mimo.
  • Crisalida Designer:  Es una marca de ropa hecha con amor y despacito. María Crisóstomo está detrás de este proyecto que cuida cada detalle en sus prendas y en todos los aspectos. Un Packaging perfecto, una nota escrita a mano y un detalle hacen que esta marca, se torne inolvidable para cualquiera que abra ese paquete.
  • Pintapum: ¡Brillante! Es una marca dedicada a los peques de la casa y ha sabido utilizar la chispa incluso en el Packaging. El sobre en el buzón llama a atención a pequeños y mayores. Un sobre dorado y muy brillante con burbujas (que además de ser chulo preserva lo que hay en su interior). Núria también nos escribió una nota a mano que nos hizo sonreír  todos.

    Pintapum

     

    Y tú, ¿has tenido experiencias de compra positivas? ¿y negativas? ¿Dedicas tiempo a cuidar este aspecto de tu marca? Cuéntamelo todo y si te gusta no olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas. ^_^

Aprende a redactar las fichas de producto de tu tienda online

Aprende a redactar las fichas de producto de tu tienda online

Las fichas o descripciones de productos de cualquier tienda online, son uno de los dolores de cabeza más grandes de cualquier emprendedora. Nos aburre describir productos y sin darnos cuenta es un aspecto bastante descuidado de la mayoría de tiendas online. 

¿Por qué no le ponemos esmero? Solemos dar más importancia a las imágenes y creemos que es más que suficiente invertir en fotos que en palabras. Y no digo que no debas mimar el tema visual de tu web, pero… ¡ay, vecina! no sólo de Instagram viven los clientes, necesitarán que les expliques con palabras por qué deberían comprar tu producto en lugar del de la competencia.

Así que hoy, voy a explicarte qué debes incluir y qué no en las fichas de descripción de productos de tu tienda online.

Lo primero y más importante es saber a quién le estás hablando. Conocer a tu público, te dará pistas muy importantes sobre cómo quiere esa persona que le hables. Porque no hablarías del mismo modo a una adolescente que a un señor de 60 años, conocer quien va a utilizar tus productos va a aportarte luz a la hora de elaborar las descripciones de tus productos.

Una vez lo tengas clarinete, es hora de pasar a la acción. Para ello, en primer lugar, deberás responder a las preguntas clave que se está haciendo tu cliente cuando está a punto de comprar un producto en tu tienda online.

Escribe todo aquello que tiene tu producto y qué lo hace especial

  1. ¿Qué es?. Responde a esta pregunta, aunque con la foto quede bastante claro, debes describir qué es aquello que estás vendiendo. ¿Es una cámara fotográfica? ¿Es un pantalón? Cuéntalo.
  2. ¿Para qué? Explica para qué sirve tu producto.  ¿Va a conseguir que tus clientes hagan fotos de escándalo? ¿Es un pantalón ignífugo para bomberos o es un pantalón para asistir a un cóctel? Hay millones de pantalones en el mundo, explica para qué ocasión son los de tu tienda online.
  3. ¿Cuándo puedes usarlo?. Puede ser un pantalón de lino ideal para el veranito o para atravesar el muro de los 7 reinos de la mano de Jon Nieve. Explica de forma clara donde podrá usar tu producto tu cliente. Esta parte es muy importante, debe imaginarse en una situación concreta con aquello que le quieres vender.

4. Beneficios. ¿Qué va a obtener tu cliente si te compra el producto? ¿Va a estar más fresquito? ¿Va a ser más feliz? ¿Va a hacer fotos alucinantes? Cuéntaselo todo.

Por el contrario, aquí tienes unos cuantos tips sobre aquello que debes evitar en tu tienda online:

  • Obviar información:  Dar por sentado que tu cliente ya sabe por qué debe adquirir tus productos es un error muy frecuente. Imagina que es la primera vez que aterriza en tu web.
  • El tostón: Tanto nos da quedarnos cortas como escribir El Quijote en nuestra tienda online. No aburras a tu audiencia con textos que parecen demasiado largos. Cuando vemos un texto demasiado largo, visualmente nos agota y ¿sabes qué pasa? que nos piramos rápido como un rayo.
  • Poca claridad para comprar. ¿No te ha pasado ir a comprar un producto en una tienda online y tener que buscar el carrito para adquirirlo? Facilita la vida de tu cliente y no le compliques la existencia ocultando la manera de comprar tu producto. Tu llamada a la acción debe ser muy clara.
  • Estrés en la web. Y otro error muy frecuente es pecar de lo contrario. Demasiadas llamadas a la acción y cartelitos agotan hasta al cliente más paciente. Tu web no es Times Square, menos es más. Elimina todo aquello demasiado estridente.
  • Jamás copies a la competencia. Utilízala para aprender y para comunicarte de otra forma.

  • No mientas nunca. Si mientes sobre tus productos, perderás credibilidad. Podrá funcionarte una vez, pero si les das a tus usuarios gato por liebre acabarán por darse cuenta. Por el contrario fidelízalos siendo honesta contigo misma y con ellos.
  • Un toque de humor. Estamos hartos de esos textos casposos tipo “La Tienda en Casa” dónde te cuentan maravillas de sus productos pero te hablan en un tono que no va contigo. Usa el humor para lograr que tu cliente sonría. La sonrisa, genera confianza.
  • Testimonios. Tus clientes pueden convertirse en tu mejor aval. No olvides incluir algún testimonio de clientes satisfechos.
  • Perderse por el camino. ¿Has probado tu tienda online? Haz la prueba, cómprate a ti misma. A veces aparecen mensajes en inglés y el proceso de compra se convierte en una lucha de poder con Google Translator. Evita situaciones de este tipo traduciendo con esmero cada página durante el proceso de compra.
  • El SEO… ¡Ese gran desconocido! Si te pierdes con este tema, te recomiendo que visites la web de Flor Terbeck: ¿Por qué Google no me quiere? y hagas las paces con “El buscador”

Si distribuyes productos de un proveedor, procura no hacer “Copy-Paste” de las descripciones de sus productos. Habrá un millón de tiendas online con las mismas fichas que tú, que suenan a Robot. ¿Eres un robot? ¡Claro qué no!

¡Listo! Espero que este post te haya resultado útil y que ahora veas las fichas de producto como una oportunidad para conquistar a tus clientes. Y si te ha gustado el post… No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas.

 

¿Cómo conseguir testimonios para la web?

¿Cómo conseguir testimonios para la web?

¿Cómo pedir testimonios?

La semana pasada te explicaba qué debe tener la página principal de tu proyecto y en él te contaba que una parte fundamental de la Home, son sin duda, los testimonios. ¿Por qué? Son clave para conseguir la confianza de tus futuros clientes y además tienes la ventaja de que eres tú quien los selecciona. Haz que hablen de esos trabajos o productos de los que estés más orgullosa. 

Tener la pared de tu web, llena de opiniones de gente satisfecha, es el sueño de cualquier freelance y es sencillo conseguirlo si sabes cómo.

Lo sé, lo estás pensando… es el pez que se muerde la cola, es como cuando te piden experiencia laboral y acabas de terminar los estudios. ¿Cómo vas a tener experiencia sin referencias y al revés? Hoy te explico cómo salir de este embrollo y empezar a hacer que los ángeles canten.

Los testimonios

Es triste pedir, pero es más triste robar… no, en serio. Entiendo que si estás empezando, apenas tengas clientes a tus espaldas que te permitan tener testimonios, por eso hoy quiero explicarte qué hacer para que esa sección de tu web esté lista en menos que canta un rayo.

testimonios

  1. Los trueques y sinergias. Es difícil empezar un negocio (sobretodo en servicios). A mi me fue de maravilla, empezar con trueques. Milkshake by Cati me ayuda con los entresijos de mi web y yo a cambio le doy chispa a sus textos. De este tipo de colaboraciones, no sólo te llevas la experiencia, su trabajo, amistad… y un resultado, sino que puede aportar ese testimonio necesario en tu proyecto.
  2. En el caso de que vendas productos… siempre hay alguna clienta satisfecha que te manda una foto o te escribe una pequeña review en Facebook. Es hora de pasar a la acción: pregúntale qué le parecería que plasmaras en tu web ese testimonio. Seguro que va a estar encantada de hacerlo y además, puedes hacerle un vale de un 5% de descuento en su próxima compra, o tener un pequeño detalle para agradecerle el gesto. Seguro que repite, te doy mi palabra.
  3. El testimonio a la fuga. Has hecho un trabajo de escándalo, estás orgullosa… pero Menganita (que estaba muy contenta) parece hacer oídos sordos a tus plegarias. Bueno, esto tiene fácil solución: Dile que si no tiene tiempo, no se preocupe, que tu misma puedes escribir su testimonio. Aquí pueden pasar dos cosas: o se pone las pilas y te lo manda veloz como un rayo o te da luz verde para que lo escribas tú. 
  4. Por algo se empieza. Todas tenemos esa amiga a la que hemos ayudado con su negocio o tal vez nos ha comprado algún producto en nuestra tienda. Pues aprovecha que esa persona te quiere, que tiene tu amistad, y que encima está satisfecha con el resultado para que escriba una líneas deliciosas para ti.
  5. Testimonios con humor. Si hay algo que me flipa de la web de Rosa Morel, son los testimonios. Leerlos es conocer un poco más a Rosa y darte cuenta de que es divertida y mágica. En su web su abuela y hasta Alf nos hablan maravillas de sus servicios. Me parece lo más… ¿Cómo te quedas? 

    Testimonios reales como la vida misma, de Rosa Morel.

Bien, pues ya tienes 5 ideas para conseguir que tu web tenga credibilidad.

¡Ah! Y otra cosa mariposa:

La vida es mejor con humor, verdad verdadera. Pero NUNCA inventes un testimonio, porque si tu no te lo crees, no se lo va a creer nadie. Rosa tiene una andadura a sus espaldas enorme como Copywriter y puede permitirse la licencia de bromear en ese apartado, pero no es lo habitual. No mientas, sé tú misma y pide testimonios por esa boquita. 

¿Te ha gustado el post? No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas… ¿has conseguido tu primer testimonio? entonces baila, celébralo y cuéntamelo ^_^

 

via GIPHY

¿Qué debe tener la Home de tu proyecto?

¿Qué debe tener la Home de tu proyecto?

La página principal o Home de tu proyecto es lo primero que se van a encontrar tus clientes al visitar tu espacio en la red. Debe ser clara, sencilla, creíble (que genere confianza) y entendible… parece complicado, ¿verdad? Pues es mucho más sencillo de lo que crees.

Piénsalo: la web eres tú, y la página principal (Home) la debes hacer a tu imagen y semejaza. Tú eres la creadora y puedes moldearla como  quieras, contando lo que quieras y haciendo que tu marca brille, pero…

¿Qué debe tener la Home de tu proyecto?

  • El nombre de marca + la propuesta de valor. Algo tan obvio como esto a veces se convierte en misión imposible. Tu web no es “buscando a Wally” Debes dejar claro quien eres y qué haces. La propuesta de valor, es esa promesa que le haces a tu cliente, ese párrafo en el que explicas “brevemente” qué podéis hacer tú o tus productos para facilitarle la vida a ese futuro cliente. 
  • En el caso de que vendas productos, es imprescindible que al menos haya 3 fotos con enlace a tu tienda online. La home es el escaparate principal, muestra los productos de los que estés más orgullosa.
    Si vendes servicios, las fotos tuyas son el “Must have” de tu marca. Tu cliente no va a pagarte en función de tu belleza,  ni por si le prometes el oro y el moro ni siquiera porque tus fotos sean la pera. La relación con tu cliente se basa en la confianza que le inspires. Nada de fotos de espalda, de un pie, ni de tus dedos en el teclado. Tu sonrisa, es tu mejor carta de presentación.
  • Una llamada a la acción como mínimo. Tanto si vendes productos como servicios, una llamada a la acción es indispensable en cualquier página principal. Pregúntate cuál es el objetivo que quieres conseguir gracias a la navegación de ese futuro cliente. ¿Quieres que se suscriba? ¿Quieres que compre un producto determinado? ¿Crees que sería mejor que echara un vistazo a tus servicios? Enlázalo de forma clara para que no se marche antes de tiempo y guíalo hacia donde TÚ quieras.
  • Link al “sobre mí. Nos da pánico hablar sobre nosotras… lo sé, nos conocemos. Escribir tu “sobre mí” puede resultarte hasta terapéutico, te doy mi palabra. No huyas ni postergues el momento… y que quede claro donde está esa información en la página principal de tu web.
  • Testimonios. No hay mejor publicidad que lo que dicen de nosotros. Por eso, no olvides poner testimonios de esos clientes satisfechos que se han quedado maravillados con tus productos o servicios. ¿No sabes cómo pedir testimonios? Te lo cuento en el próximo post.
  • Contacto. No olvides el cajón con la página de contacto y con suscripción. El email-marketing está aquí para quedarse y es una parte fundamental de cualquier negocio 2.0 de hoy en día.
  • Blog visible… ¡Ay, vecina! Sé que da pereza, que a veces no sabes ni de qué escribir pero, un blog es ultra necesario para aportar contenidos de valor a tus clientes y futuros clientes.
  • Enlace a redes sociales. Dales la oportunidad de que te sigan y de que vean como te desenvuelves en RRSS. No olvides poner enlace a esas redes sociales que utilizas. 

Y ahora que ya sabes qué debe tener la página principal de tu proyecto, vete volando a tu web y observa si todas estas pautas ya las estás llevando a cabo o por el contrario, te faltan algunas por implementar.

¿Te ha gustado el post?
No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas.

via GIPHY

El ABC del Copywriting

El ABC del Copywriting

Vale, has leído infinidad de artículos sobre Copywriting. Tienes más o menos claro lo que quieres transmitir, pero... a la hora de la verdad te faltan las palabras adecuadas para expresarlo. Tranquila, la hoja en blanco existe y si utilizas una guía para empezar a redactar, te resultará infinitamente más sencillo. Por eso, hoy te traigo este ABC, una pequeña lista de esas cosas que puedes hacer para implementar desde ya y que tus textos brillen más que las Kardashian.

via GIPHY

El Copywritting es básicamente poner palabras bonitas a tu proyecto para que tu público quiera conocerte, quiera comprarte un producto (si es lo que vendes) y además quiera repetir. Hoy te quiero explicar cómo puedes utilizar las palabras que ya tienes en la cabeza para que escribir en tu web te resulte más sencillo y no pierdas el tiempo bicheando en Google una y otra vez hasta dar con las frases adecuadas…

¡Al lío!

A. Apasionante: Parto de la base de que estás absolutamente enamorada del servicio o producto que ofreces. Dedica unos minutos antes de ponerte a escribir sobre qué es aquello que te enamora de lo que haces, recuerda esa pasión que te llevó a emprender. Si consigues que tu cabeza haga “Click” y vuelvas a conectar con el amor por tu trabajo, te resultará mucho más simple contárselo al mundo.

B. Busca a tu público. No tener claro a quién te diriges, no hace más que alargar el tiempo de redacción porque no sabes a quién le estás hablando. Pero si le pones cara, ojos, nariz y boca… ya tienes la mitad del trabajo hecho. Dirígete a tus clientes como si los tuvieras delante y las palabras aparecerán como por arte de magia.

C. Competencia. Querida vecina, está todo inventado. Desengáñate si piensas que eres única en el planeta y que tus productos y tu forma de hablar son la pera. Te vas a ahorrar un montón de disgustos si empiezas a ver a tu competencia no como una piedra en el zapato sino como un reflejo en el que observar y aprender para superarte y hacerlo mejor día tras día. Ni se te ocurra expresarte como la competencia, no pierdas el tiempo observando a los demás y sigue nadando.

via GIPHY

D. Darlo por hecho. Este es un error muy frecuente que me encuentro en la mayoría de páginas webs que visito diariamente. Tengo que investigar qué me están vendiendo porque “suponen” que les conozco y que no tienen que explicar demasiado. Nunca, jamás, never… des por hecho que te conocen. Tu web no sólo la va a mirar tu madre (por suerte) ^_^. Imagina que no te conoces de nada… Objetivamente hablando ¿Queda claro lo que vendes gracias a los textos? Si la respuesta es “No” vuelve al punto A.

E. Empatiza con tus clientes. Si quieres conseguir clientes, primero deberás ponerte en sus zapatos y pensar como ellos. ¿Por qué deben elegir tus productos de entre un millón de los que se ofertan similares al tuyo en internet? Piénsalo y atrévete a probar cómo se sienten tus clientes antes de que te den el “SÍ”. Cuando tengas claro qué quieren tus clientes, será mucho más fácil hablar de las ventajas de tus productos.

F. Fracaso es igual a crecimiento. No tengas miedo de meter la pata, un error es una oportunidad de superarte y hacer las cosas mejor mañana. Es una forma de aprender y no debes temer al fracaso. Utilízalo para resurgir y nunca para hundirte. ¡Vamos!

G. Genuína. Sé genuína, siempre. Es mejor que la voz de tu marca se parezca lo máximo posible a la tuya, de esta forma estarás mucho más familiarizada y te resultará más fácil expresarte con facilidad. Tu autenticidad es tu mejor carta de presentación.

H. Huye de expresiones complicadas y ojo con el exceso de adjetivos. En el copy como en la elegancia: menos es más. Quita toda esa paja que no aporta nada a tus textos y no hace más que complicarle la vida al lector.

¿Te cuesta escribir tus textos? ¡Cuéntamelo todo!
¿Te ha gustado este post? No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas.

via GIPHY

¿Por qué es tan importante el “sobre mí”?

¿Por qué es tan importante el “sobre mí”?

Últimamente buceando en webs, me doy cuenta de que no sé quien hay detrás del proyecto. No veo el “About” o “sobre mí” en ninguna parte y me vengo abajo como un globo desinflado. Porque, señoras, no hay nada que me dé más rabia que no saber a quien le estoy dando mi dinero. Es así de simple, un “Sobre mí” no sirve para fingir que eres la Kardashian publicando fotos tuyas cada 2 por 3, no es el colmo de la vanidad ni sirve para que te regalen los oídos. El objetivo más claro del “About” es generar confianza y si no apareces en tu web, simplemente no existes.

Siento ser yo la que te diga que de nada te sirve tener la web más bonita del mundo, el Instagram más delicioso del planeta o un producto que es el no va más. Si te haces un “sobre mí” como toca… sincero, directo y claro, cambiarás el rumbo de tu proyecto. A continuación (que sé que te gustan las listas :D) te explico en qué te va a beneficiar darle caña a tu “About

        • Generas confianza: No eres una gran marca. Menganito y Fulanita ya son grandes. No necesitan presentaciones. Sabes perfectamente que comprando a los grandes, el producto te va a llegar a casa. No te hace falta saber quien hay detrás porque ya se han encargado de que confíes en ellos gracias a la publicidad o a las 200 tiendas que han abierto en tu provincia. Aunque no estaría mal que hicieran un buen “About” para variar. Más importante aún es hablar de una misma si lo que vendes son servicios.
        • No confundas el “Sobre mí” con “qué es tu proyecto”. Es habitual hacerse un lío y empezar a escribir las maravillas de tu proyecto en el lado que no toca. La gente quiere saber quien eres realmente (tu proyecto ya lo ven). Quieren saber qué es lo que te hizo dar el salto y emprender, donde vives, si eres mamá, si te gusta tejer, leer o navegar en velero. Te humaniza contarlo y te acerca muchísimo a tu público.
        • Foto Siempre. Algo que habla de ti sin una foto… es como una primavera sin flor, un timo. Lo siento pero no es suficiente. A todas nos da vergüenza poner fotos nuestras, de verdad. Aunque no lo parezca (lo sé ^_^) a mi también. Pero es vital que lo hagas para que la gente te ponga cara, ojos, nariz, boca… (por favor, no valen fotos de pies, de pelo, de espalda…) No irías a vender a una feria con un pasamontañas, lo mismo en tu web. Es la misma situación que en una feria, sólo que es el triple de fría y necesitarás una foto capaz de transmitir esas cosas que sólo puedes transmitir en persona (tu voz, tu tono, tu calidez, simpatía…). 
        • Todas somos bellas. De verdad. Todas tenemos algo bonito. Sólo necesitas sacar un poco de partido a eso que te diferencia de las demás y empezar a brillar. Lo suyo es que sea alguien quien te haga la foto. Haz unas cuantas, para poder elegir. Saca el pintalabios y busca un fondo liso donde tú destaques, sonríe y ya casi está todo hecho. 
      • No te enredes. Aunque te parezca importante contar que en tu noveno cumpleaños te regalaron una bici, no es relevante (a no ser que tu proyecto se dedique a la restauración de bicicletas y ese momento marcara tu infancia ^_^) . Quita toda la paja que puedas y quédate con lo que de verdad es importante y de lo que te sientes orgullosa.

¿Ya tienes listo tu “Sobre mí”? ¡Me muero de ganas de verlo! Enséñamelo. En unos días te traeré los “About” que más me gustan del mundo mundial, mientras tanto… a ponerse las pilas con el tuyo.

¿Te ha gustado? No olvides comentar, compartir y contárselo a las vecinas.

 

Pin It on Pinterest